VISION

El Mercadito POP busca generar experiencias creativas donde artistas multidisplinarios y diseñadores expongan productos de autoría propia, trabajando dentro de un marco que promueva el consumo y diseño responsable, así como generar un movimiento de interacción artístico-cultural más autosustentable.

Consumo Responsable y Cultura Sustentable: Los diseñadores, artistas y artífices intervenimos, a través de nuestra reflexión y de nuestro trabajo, en la vida de nuestras comunidades y ciudades, nuestras empresas e instituciones. Por consecuencia, el diseño tiene la responsabilidad de desarrollar propuestas alternativas de consumo y fomentar esa conciencia en nuestro entorno. Es necesario promover un modelo de consumo responsable para contrarrestar el contrabando, las piratería y la contaminación del medioambiente y valorizar nuestra materia prima, transformar material desechable y experimentar con materiales alternativos, para darle un valor agregado a nuestra producción nacional y concientizar al consumidor.

Diseño y Obras Independientes: La importancia del diseño y el arte original recae en la capacidad de unir tradición y futuro, exponer realidades complejas, cuestionar y generar respuestas a problemas que se manifiestan en una sociedad con profundos procesos de cambio, como la sociedad boliviana. El artífice, artista y diseñador intervienen en el debate cultural e influyen en él, por lo tanto deben revisar constantemente sus respuestas a los problemas que se plantean. Es importante entonces destacar el vasto potencial de nuestra comunidad y sus procesos creativos, los cuales se desligan del copy-paste y la reproducción ilícita de obras artísticas nacionales.

Economía Creativa: La sociedad boliviana cuenta con una pequeña y frágil economía creativa. Para nutrirla, es fundamental plantear nuevas iniciativas y políticas culturales que incentiven diversas formas de creación y manifestación. Es importante generar fuentes de empleo e ingresos económicos dignos para la comunidad de artistas, diseñadores y gente creativa. Para lograr esto, ya no es aceptable que el arte se continúe percibiendo como una comodidad costosa o como un pasatiempo de disfrute gratuito gracias al auspicio de entidades varias. Es posible situar al arte en un punto intermedio más accesible e inclusivo, tanto para quienes producen como para quienes consumen arte. Buscamos demostrar que es posible generar un espacio de actividad económica que abre oportunidades y crea acercamientos entre productores y consumidores para incentivar la economía creativa.

Autosustentabilidad y Economía Solidaria: Vivimos en una sociedad acostumbrada a gestionar la totalidad de sus actividades, emprendimientos y proyectos con fondos de cooperaciones internacionales, corporaciones e instituciones públicas –entre otras– y olvidamos un factor primordial para nuestra supervivencia humana en tiempos de una crisis económica global: la autosustentabilidad. El Mercadito POP plantea la realización de sus eventos con un índice de autosustentabilidad del 80% implementando un modelo económico que promueve la economía solidaria, donde se puedan realizar intercambios de productos, servicios y conocimientos, en forma de trueque o mediante transacciones hechas con una moneda alternativa.

Invernadero de ideas y formación: El Mercadito POP es un punto de confluencia de ideas, nociones, conocimientos y experimentos de manifestación creativa. Esto ha resultado solicitudes por parte del público receptor de toda esta riqueza, para la apertura de espacios de intercambio de información y de formación. Se está proyectado, a corto plazo, organizar talleres impartidos por participantes del mismo Mercadito POP e invitados especiales a lo largo del año.

Anuncios